14 de octubre de 2010

Dale. Decime un par de cosas, calentame, y andate. O mejor quedate. Quedate y preguntame si me toco, mientras vos me tocás. Así yo te respondo 'No, no me toco, pero tocame vos pendejo' y seguime tocando, seguime tocando mientras también seguimos jugando. Jugando a qué? No sé, pero no vas a decírmelo. Y cómo me gusta que me digas pendeja! Me encanta, y a vos también te encanta. Dale, decime pendeja. Decime que soy tremenda pendeja pero que te gusta que lo sea, que te causo intriga y que te encantaría tocarme, te encantaría que me toque, dale, pendejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario